jueves, 16 de enero de 2014

Desconsoladamente


Desconsoladamente.
Des
con sol,
hada,
mente.
 
Juan Gelman

11 comentarios:

  1. Qué grande Juan Gelman, y qué grande su fuerza para convivir con tanto dolor (al menos recuperó a la nieta, aunque no reemplace lo demás)
    Esta no la conocía, ni otras tantas, es genial.
    Me encanta la imagen.
    Ando un poco perdida porque ya empecé a trabajar, se terminó la vagancia de los blogs. Ayer estaba en un pueblito pequeño y había una gomería pintada de rojo. ¿A qué no adivinas de quién me acordé? Te lo juro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cómo cambian los conceptos. hubo un tiempo que me dió por descuartizar palabras y componer poesía visual. A ver si un día te mando la dirección donde los tengo.
    buen finde que sea con sol y hada.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta eso de diseccionar palabras y degustar su significado ;-)

      Eliminar
  3. Me encantan esas palabras que hasta hechas tridas siguen teniendo sentido, incluso mucho más.

    Aquí el sol escasea esta semana pero, no hay nada mejor que estar cerquita de una estufa, té en mano y viendo la lluvia caer y estar leyéndote. Y eso, aquí me quedo dejándome hacer.

    Un abrazo enorme, bonito.
    Feliz finde y domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El domingo es el día de la nostalgia, la lluvia en el cristal, la música lenta, el papel de periódico y la poesía.

      Un beso Marisa.

      Eliminar
  4. Tuvo una vida dramática, pero supo canalizar el dolor con su poesía. Echamos de menos esas barandillas pintadas de rojo al otro lado de la frontera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, Musa confusa, nos vemos! Y nos leemos.

      Eliminar
  5. un valiente, gelman.
    mi madre, el los hiper politizados 60, trabajó con él en un diario de la agrupación donde militaban ambos.
    ella cuenta que medio de las reuniones políticas, de las planificaciones, de todo lo que implicaba ese caos, él, en algún momento del día, se sentaba en su escritorio, y le leía un poema.

    tal cual como decís, pudo transformar lo peor que le puede pasar a un ser humano (que te roben en nieto! es algo inconcebible) en poesía. y su vida en amor.

    un beso

    L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debió ser alguien muy especial.Una suerte trabajar con alguien que te lee poemas.

      Muchas gracias por compartir la anécdota.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Cómo me gustan los juegos de palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, verdad? Y este juego de palabras es muy acertado ;-)

      Gracias por intervenir!!!

      Abrazos.

      Eliminar