domingo, 19 de enero de 2014

Tornillos de estrella


Somos cuerpos oxidados
trazando líneas paralelas,
luces resbalando
por las tardes inclinadas.
Huele a tubería 
y todo
comienza a ser
silencio
desierto
noche...

20 comentarios:

  1. Huele a tuberia

    es el oxido que nos cubre las heridas, la ceniza que va tiñendo de niebla
    Se concentra la desnudez, el frío, el vacío, hasta que parecemos despoblados y con la sombra descosida. Y así se tejió tu palabra.
    Breve y densa

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Y somos, y al final no somos nada.
    Mejor esfumarse por las tuberías, y no volver. Tal vez del otro lado, en las alcantarillas, las cosas sean sorprendentes. Quizás.
    Un beso Patapalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces necesito bajar al cuarto de contadores y apretar los tornillos, y evitar las fugas ;-)

      Eliminar
  3. Qué difícil la palabra de verificación, ayyy, no me la acepta. Snif

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blogger no te lo iba a poner tan fácil..

      Eliminar
  4. todo comienza a ser silencio

    (es que ay, ni de suerte que a veces nos cruzamos)

    besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejaré mis coordenadas en una botella que lanzaré al océano ;-)

      Abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Qué tal tu viaje? Pasaré a verlo in your site.

      Eliminar
    2. Que pasada los dos versos que añadiste a mi ultima entrada :-O !

      Eliminar
    3. En consonancia con tus palabras. Tu texto no desmerece para nada.

      Genial Aprilis.

      Eliminar
  6. Me deja tacto a madrugada. (los cuerpos se oxidan, las tuberias huelen, el silencio desierto...)
    Gracias patapalo: Fue un alivio tu mensaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer subir a tu azotea, allí donde tus palabras luminosas encienden la noche.

      Gracias a ti por venir.

      Abrazo.

      Eliminar
  7. Todo lo que puede decir un silencio.. aunque deba escucharse de manera distinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El silencio le pone música a la voz de la conciencia.

      Como siempre un placer verte por aquí.

      Abrazos.

      Eliminar